¿Conoces el Caldo de Piedra?

Aunque suene un poco extraño, este platillo es un verdadero tesoro de nuestro País. En la región de la Chinantla, en Oaxaca, se preserva una costumbre de cocina indígena con un sabor inigualable.

Con el paso de los años, este caldo se ha considerado una ofrenda de los hombres para honrar a las mujeres ya que ahora, en general,  los hombres son quienes cocinan este curioso manjar. Aunque en algunas otras regiones, lo que hace especial a este platillo, es que se prepara en comunión entre hombres y mujeres en un día de festividad a orillas del río. Para otras familias, la costumbre en las parejas próximas a casarse, es que el novio prepare un caldo de piedra a su prometida para sellar el compromiso matrimonial.

Lo que se hace es escoger y recolectar cuidadosamente piedras a la orilla del río, armar una fogata y calentarlas durante horas hasta que alcancen el rojo vivo. Tienen que ser piedras escogidas porque no todas aguantan el calor del fuego y/o no dan el sabor esperado a la comida. La recolección de piedras y el armado del fuego, es una tarea que primordialmente le corresponde a los hombres, el sazón del caldo es lo que se comparte.

Se reúnen los ingredientes crudos en una jícara. Puede ser pescado, camarón, cilantro, epazote de monte, cebolla, jitomate, chile y sobre todas las cosas, agua de manantial. Ya en la jícara, y todos los ingredientes sumergidos en el agua dulce de manantial, se dejan caer las piedras al rojo vivo, generando un proceso de cocción que le da un sabor único a la comida.

Algunos cuentan que una vez que las piedras calientes entran en contracto con el agua, el efecto se asemeja a un pequeño volcán que hierve; de inmediato se puede oler la mezcla de ingredientes en acción. Antes de comer el caldo, se quitan las piedras.

Aunque este proceso se mantuvo en secreto por mucho tiempo, ahora forma parte de los usos y costumbres de la región Chinanteca, costumbre que representa un gran valor cultural del México originario.

¿Se te antojaría probar un caldo de piedra después de unos días de expedición en la selva Chinanteca?

Para más información contáctanos a informes@obmexico.org